martes, 10 de abril de 2012

LA UNIVERSIDAD NACIONAL EXPERIMENTAL DEL TACHIRA

La Universidad Nacional Experimental del Táchira  UNET ubicada en San Cristóbal, Estado Táchira, Venezuela, fue creada en 1974 por el gobierno nacional de ese entonces. Su creación  hizo realidad el sueño de una sociedad que ansiaba contar con una alternativa educativa moderna, actualizada, sintonizada con los grandes avances tecnológicos que se vislumbraban en todo el mundo en los años setenta del siglo pasado. Fue además el resultado de un movimiento cívico de la sociedad tachirense que antepuso el interés por la Universidad a sus diferencias políticas, ideológicas, religiosas, económicas o de cualquier otra índole.
Calificados grupos de profesionales venezolanos y extranjeros confluyeron en San Cristóbal para prestar sus servicios en la naciente Universidad. Dentro de los segundos se destacan los chilenos y colombianos, varios egresados de la Universidad Industrial de Santander, quienes fueron factor fundamental en la consolidación de la UNET y algunos continúan siéndolo, apoyando el progreso del Estado Táchira y de la región fronteriza. La Universidad es un excelente ejemplo de la iniciativa ciudadana en el campo educativo superior y su aporte a la formación de jóvenes profesionales venezolanos es evidente en todo el país.
Tuve la oportunidad única de hacer parte del grupo fundador de esa prestigiosa casa de estudios, siendo por tanto testigo de excepción de esa gesta ciudadana que cambió, para bien, la historia del occidente venezolano. Mi vinculación con la UNET duró cerca de siete años, después de los cuales me reincorporé a la Universidad Industrial de Santander. El pasado 29 de Marzo, en un acto de altísima generosidad el Consejo Universitario de la UNET presidido por su Rector, el Dr. José Vicente Sánchez Frank, me otorgó el Doctorado Honoris Causa, un reconocimiento que me honra en grado sumo y que portaré siempre con el mayor respeto y orgullo
Viendo la UNET de 2012 no deja uno de admirarse de lo que puede hacer la integración de mentes, voluntades, conocimientos y esfuerzos en pro del desarrollo de una región y de una causa sobre cuya bondad hubo un consenso general, como lo señalamos anteriormente, en todos los sectores de la ciudadanía.  Evidentemente la Universidad ha alcanzado un alto grado de desarrollo, aprovechó y asimiló las experiencias de los fundadores, ha incorporado nuevas generaciones de académicos, ha ampliado sus alternativas educativas, desarrollado la investigación, los postgrados y las relaciones internacionales.
Durante sus 38 años de vida, la UNET ha sido dirigida por siete Rectores que han dejado su impronta en la historia institucional. Sea el momento para recordar y reconocer la obra de estos Rectores a quienes he conocido personalmente: Lorenzo Monroy Coronel (+), Jorge Francisco Rad Rached, Joaquín Rodríguez, Marcial Alí Huggins Quintero, Humberto Acosta, Trino Gutiérrez Nieto y José Vicente Sánchez Frank.

Mi más profunda gratitud a la UNET!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada